TIEMPO
DE LECTURA
4 MINS

Los gastos de la compraventa suponen entre un 10 y un 12% del valor de cualquier inmueble lo que, sumado al hecho de que las hipotecas no suelen cubrir más del 80%, hace necesario un ahorro de, al menos, el 30% del precio de la vivienda. 

¿Un bajo con jardín o un ático con vistas? ¿En el corazón de la ciudad o en un barrio de nueva creación? Adquirir una vivienda es una decisión importante, tanto que supone una inversión previa de tiempo y esfuerzo para dar con el hogar ideal.

Pero más allá de los gustos particulares de cada uno, el presupuesto es una cuestión fundamental y, quien más y quien menos debe preguntarse ‘¿cuánto dinero necesito para comprar un piso?’ antes de embarcarse en una búsqueda que, de otro modo, podría resultar infructuosa. 

La respuesta a esta cuestión no solo tiene que ver con el préstamo hipotecario que, en la mayoría de los casos, sirve para convertirse en propietario. Además de la financiación, es importante tener en cuenta otros gastos de la compraventa así como ciertos gastos mensuales o recurrentes como el ibi de una casa o los suministros que, de no contemplarse, harían inviable el deseo de adquirir la vivienda. 

Cuánto dinero se necesita para comprar un piso

Una de las piedras angulares sobre las que se asienta la idea de comprar una casa es la de tener ahorros. Si tenemos en cuenta que, generalmente, las hipotecas que conceden los bancos suelen cubrir el 80% del precio de la vivienda, como comprador deberás aportar, como mínimo, el 20% restante. 

Y aún hay más. Junto al dinero de la entrada, deberás disponer del dinero necesario para asumir los gastos de la compraventa que, por lo general, suelen suponer el 10% del valor de la operación. Dicho de otro modo, si estás pensando en comprar una casa deberás tener ahorrado un 30% del valor del inmueble. 

Préstamo hipotecario

Hay quienes no lo necesitan pero lo más habitual es recurrir a una hipoteca para adquirir una vivienda. Tener el dinero suficiente para poder asumir las cuotas es el primer paso para plantearse solicitar un préstamo hipotecario y, en este sentido, las entidades financieras estiman que las mensualidades del mismo junto al resto de posibles créditos del titular no han de exceder el 35% de sus ingresos mensuales netos.  

El importe de la hipoteca y el plazo, así como el interés determinarán la cuota mensual aunque los bancos también ofrecen condiciones especiales si, junto al préstamo hipotecario, se contratan productos como seguros, planes de pensiones o similares.

Pero ¿es posible pedir una hipoteca sin ahorros?  La respuesta es clara: no. Si bien es cierto que algunas entidades y para determinados perfiles se ofrecen hipotecas por importes que superan el 80%, incluso si alcanzara el 100% deberías asumir el pago de los gastos asociados a la operación. 

Gastos de la compraventa

Al margen del coste de la vivienda existen otras serie de gastos inherentes a cualquier operación de compraventa que debes contemplar si estás pensando en comprar una casa.

Los gastos de notaría y el Registro de la Propiedad, por ejemplo, son de obligado cumplimiento y están regulados por el Estado, lo mismo que el IVA. Otro de los tributos a los que hay que hacer frente es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que, en este caso, viene establecido por cada comunidad autónoma. 

Si hablamos de viviendas de segunda mano habría que añadir, además,  el Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales (ITP). La gestoría, sin embargo, es un gasto opcional aunque recomendable si quieres evitar que la burocracia ponga tu paciencia al límite.  

Cuidado con los gastos mensuales

El préstamo hipotecario o los gastos asociados a la compraventa no son lo único que debes contemplar para responder a la cuestión de cuánto dinero necesitas para comprar una casa. A la hora de echar cuentas no solo debes recurrir a la calculadora de cuota de la hipoteca, también debes incluir los gastos mensuales. Se trata de aquellos pagos o cuotas recurrentes o puntuales que pueden suponer un esfuerzo añadido

En este capítulo entrarían, por ejemplo, las facturas de suministros (agua, luz, calefacción…), los gastos en comunicaciones (telefonía, internet…), seguros, cuota de la comunidad, impuesto de bienes inmuebles, tasa de basuras… Cualquier error de cálculo puede resultar fatal para tu economía.   

Cómo ahorrar para comprar una casa

Si ya tienes claro cuánto dinero se necesita para comprar un piso y estás decidido a adquirir una vivienda, tal vez haya llegado el momento de ahorrar para comprar tu casa. La cuestión exige un compromiso por tu parte aunque el primer paso es ser realista con la vivienda que puedes adquirir en función de tus posibilidades y la cuota de la hipoteca, gastos mensuales y similares que puedes asumir.

A partir de ahí hay algunas recomendaciones que te serán de gran ayuda para conseguir el dinero para la entrada y alcanzar tu sueño de ser propietario.

Para empezar debes fijarte unos objetivos financieros a corto, medio y largo plazo y, en base a ellos, establecer rutinas que te ayuden a cumplirlos. Lo primero será completar tu cuadro de ingresos y gastos mensuales para ver cuál es el dinero que tienes libre al mes y, sobre él, reservar una cantidad para tu cuenta de ahorro

Eliminar gastos superfluos, reducir cualquier actividad social que implique gastar de más, planificar bien tus compras o revisar tus cuentas, seguros y cuotas varias para evitar pagar más de lo estrictamente necesario son solo algunas recomendaciones que te ayudarán a ahorrar para comprar una casa. 

No obstante, más allá del capítulo económico hay toda una serie de cuestiones que debes tener presentes a la hora de adquirir una vivienda y en Culmia hemos elaborado una guía completa con todos los pasos necesarios para adquirir tu nuevo hogar. ¡Estás a un solo clic de descargar la guía para comprar una casa y poner rumbo a tu sueño de convertirte en propietario!