TIEMPO
DE LECTURA
4 MINS

Conocer la escala de la vivienda, el significado de los símbolos de los planos o la leyenda es fundamental para sacar el máximo partido a la información que contienen estos documentos.

Identificar la distribución de la casa, conocer su orientación o saber situar ciertos elementos de su arquitectura interior parece sencillo. Sin embargo, interpretar el plano de una vivienda puede convertirse en todo un reto. Estos documentos no solo son claves para conocer algunas de las características esenciales de la casa en cuestión. La información que contienen puede aportar muchos otros datos.

Aunque no es necesario ser un experto para descifrarlos, sí conviene conocer el significado de los símbolos de los planos para sacarle el máximo partido a esta representación gráfica del hogar. Y es que, en esencia, eso es precisamente este documento: una imagen gráfica -con más o menos detalle- de cualquier construcción.

Tipos de planos de pisos

Para interpretar el plano de una vivienda correctamente no solo hay que tener en cuenta la simbología empleada. También es importante tener presente que existen diferentes tipos de planos de pisos y cada uno de ellos aporta información diferente.

Dentro de los planos arquitectónicos de una vivienda, eso sí, los más populares son el plano de planta y el plano de situación. Este último es aquel que permite ubicar la construcción en referencia al entorno, esto es, sirve para localizar el edificio en el que está incluida la vivienda en cuestión. Entre los datos que suele aportar la vista aérea de la zona están las calles, parques o construcciones próximas al edificio.

El de planta, sin embargo, es uno de los planos de casas más interesantes, no en vano, permite conocer en detalle la distribución de la casa. En él se indican desde las dimensiones de las estancias, hasta la orientación, pasando por la ubicación del mobiliario, las puertas, ventanas…

Plano de planta de una casa

Pero cómo interpretar el plano de una casa no es una cuestión reservada únicamente al cliente final, dentro de este capítulo también existen otro tipo de documentos más técnicos. Los planos estructurales, por ejemplo, recogen detalles propios de la construcción tales como materiales, dimensiones de columnas, vigas…

Son algo así como una hoja de ruta para los expertos. Lo mismo ocurre con los planos de instalaciones. En este caso, abarcan desde la electricidad hasta la fontanería, pasando por la calefacción o cualquier otro elemento propio de este capítulo.

Interpretar los planos de una vivienda paso a paso

Si bien es cierto que no hay que ser un experto para leer planos de casas, no está de más tener claros ciertos aspectos. Cada uno tiene sus propias peculiaridades pero tomando como referencia un plano de planta, hay elementos con los que familiarizarse para interpretar los planos de una vivienda correctamente. 

Escala de vivienda

Uno de los primeros aspectos que hay que tener presente es la escala. El concepto hace referencia a la relación entre el valor de lo representado en el plano y la realidad. Dicho de otro modo, se trata de la proporción en la que cada uno de los elementos está ‘concentrado’ o reducido en el plano. 

Las escalas más empleadas en los planos arquitectónicos son 1:50 o 1:100. Para entenderlo mejor, si hablamos de esta última, cada centímetro representado en el plano se correspondería con un metro en la realidad.  

Simbología

La simbología también ocupa un lugar destacado a la hora de interpretar los planos de una vivienda. Con diferencias en función del tipo de documento, existen ciertas insignias o representaciones comunes que facilitan la tarea de leer planos al común de los mortales. 

Puertas, ventanas, paredes, columnas… Conocer el significado de los símbolos de los planos no es complicado. A través de ellos es posible conocer desde el tipo de cerramiento entre habitaciones hasta la distribución de la casa, pasando por el tipo de mobiliario que puede incluirse, los sanitarios, la organización de la cocina…. 

Leyenda

Además de la representación gráfica de la vivienda -clave para conocer la distribución- los planos deben incluir una leyenda que recoja las dimensiones del inmueble y de las diferentes habitaciones. En este caso hay que introducir otros términos importantes para interpretar los planos de una vivienda sin lugar a error: la superficie útil y la superficie construida. 

La primera hace referencia a lo que mida la vivienda sin tener en cuenta muros, pilares o tabiques, esto es, la superficie que se puede pisar físicamente. Además de incluir, por ejemplo, los armarios empotrados si los hay, también tiene en cuenta el 50% de espacios como balcones, terrazas, tendederos cubiertos… Los metros construidos, por su parte, es la suma de los que conforman la superficie útil más los que ocupan los muros perimetrales.

Otros datos de interés 

La información recogida por los planos de los pisos debe completarse con otra serie de datos que van desde el nombre de la promoción y dirección, hasta el piso en cuestión, pasando por la orientación o la situación de la casa en el conjunto del edificio.   

Planos de pisos: cómo sacarles partido

Está claro que conocer el significado de los símbolos de los planos, tener clara la escala de la vivienda o identificar con claridad los términos que recoge la leyenda es fundamental para interpretar los planos de la vivienda. Pero para que el documento no se convierta en un mero canal de información sin más, también puedes poner en práctica algunas recomendaciones. 

Imprimirlos es un primer paso para apreciar en detalle cada aspecto de la vivienda. Pero aún hay más. Con el documento físicamente en tus manos te será más fácil valorar la posibilidad de hacer modificaciones, organizar el mobiliario de otro modo, reorganizar el espacio…

Aunque si eres más de versiones digitales, siempre puedes aprovechar la información que contiene para hacer una representación de la vivienda en 3D y jugar con la distribución de la casa, los materiales o el mobiliario para hacerte una idea del resultado final antes incluso de poner un pie en su interior.

Ahora que ya tienes claro cómo interpretar los planos de una vivienda, visita los planos de nuestras promociones y pon en práctica lo aprendido.