TIEMPO
DE LECTURA
4 MINS

La compra-venta de cualquier inmueble es un proceso de mucha importancia por el valor de la transacción. De esta forma, conocer los pasos a seguir y entregar todos los documentos necesarios, entre los que se encuentra el propio contrato de compraventa de la casa, es esencial para evitar cualquier problema. 

En Culmia te ofrecemos algunos detalles acerca de este documento legal. Por ello, te animamos a que sigas leyendo este artículo para conocer qué es el contrato de compraventa de una casa, qué tipos existen o cuáles son los elementos que constan dentro de su estructura. ¿Nos acompañas? 

Guía para comprar una casa

¿Qué es el contrato de compraventa de una casa? 

Este documento determina y establece las bases sobre la venta de una casa, ya que define, entre otros aspectos, la ubicación, la extensión, el precio o las formas de pago de esta. Por lo tanto, es un acuerdo legal acerca de la compraventa de un bien inmueble

Como se trata de una acción de compra y venta, las partes que intervienen en este proceso son el vendedor y el comprador. De esta manera, la primera figura, física o moral (como las instituciones o las sociedades), se compromete a entregar el inmueble – a vender – una vez que el comprador haya cumplido con el pago previamente acordado. 

En cuanto a las funciones que desempeña el contrato de compraventa de una casa, este documento legal establece las obligaciones de ambas partes, tanto del comprador como del vendedor; por lo que además sirve de herramienta de amparo para alguna de las dos partes, en caso de que se produjera algún tipo de incumplimiento de sus cláusulas. 

Pareja celebrando la adquisición de un contrato de compraventa de una casa
Existen diferentes tipos de contratos de compraventa

Tipos de contratos de compraventa 

Dado que existen varios tipos, es conveniente conocer sus particularidades y sus diferencias: 

  • Contrato de opción de compra: este tipo de contrato consiste en que una de las partes (la concedente) confiere a la otra parte (la optante) la facultad de decisión sobre la celebración – o no – de otro contrato principal de compraventa. 
  • Contrato de Arras: es un acuerdo de carácter privado, entre comprador y vendedor, donde ambas partes se comprometen previamente a llevar a cabo la compraventa futura de un inmueble, entregando el comprador una cantidad determinada de dinero del total a desembolsar, a diferencia del contrato de reserva. Generalmente este último no permite su rescisión, por lo que su incumplimiento tiene mayores consecuencias legales que el de arras. 
  • Promesa de compraventa: es un compromiso legal donde se establece la celebración y las bases del contrato definitivo en el futuro.  
  • Contrato de compraventa público: es el documento legal donde ambas partes, tanto como el comprador como el vendedor, firman ante un notario para conseguir la formalización de la compraventa del inmueble deseado. De esta manera, la presencia de esta figura profesional otorga a este trámite jurídico una mayor seguridad frente a un contrato de compraventa privado. 
  • Contrato de compraventa privado: es un acto jurídico bilateral donde se recoge por escrito todos los datos de las dos partes interesadas, así como las condiciones de la operación (la forma de pago, el momento exacto de la entrega del bien inmueble o el coste final de la operación). 
Persona entregando las llaves y un contrato de compraventa de una casa
En un contrato de compraventa intervienen el vendedor y el comprador

Elementos que conforman el contrato de compraventa 

Este documento legal está constituido por una serie de elementos y una estructura clara en su interior. De esta manera, los distintos elementos hacen referencia a un párrafo específico que determina el tipo de contrato o las partes implicadas en la operación. Además, se pueden incluir otros datos, como la fecha de celebración del acto. Los distintos elementos son: 

  • Declaraciones: es aquella parte del contrato donde se indican las figuras legales que representan la operación, así como sus datos personales e institucionales, estableciéndose así la propiedad de la casa en venta. 
  • Cláusulas: especifican los acuerdos a través de los que se regirán ambas partes, además de las condiciones de la operación. Entre estos aspectos se debe incluir el precio, la forma de pago, las especificaciones de la casa o los compromisos de ambas partes en caso de que una de estas falle. 
  • Firmas y anexos: es estrictamente necesario contar con las firmas de ambas partes. Por ello, se debe dejar constancia escrita tanto de sus nombres completos como de sus huellas dactilares (los dedos pulgares) y firmas. Este proceso de firma debe repetirse en cada una de las páginas del contrato establecido. 

El proceso de compraventa de un bien inmueble puede resultar difícil y tedioso. Por ello, como acabamos de ver, conviene siempre conocer bien los pasos a seguir para cumplimentar adecuadamente este tipo de contrato y realizar la transacción conforme a la ley.  

Tal vez te interese: 

Promociones para comprar una casa en España