TIEMPO
DE LECTURA
4 MINS

Cada vez son más los que se suman a la apuesta por la sostenibilidad y las casas ecológicas ofrecen una alternativa habitacional respetuosa con el medio ambiente.

Según datos de la Unión Europea, en su conjunto: “los edificios son responsables del 40% del consumo energético de la UE y del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero, generadas principalmente durante su construcción, utilización, renovación y demolición”. Y aún hay más. 

Cerca del 75% del parque inmobiliario de los territorios de la Unión es ineficiente desde el punto de vista energético. Las cifras son lo suficientemente inquietantes como para buscar alternativas sostenibles que ofrezcan soluciones habitacionales respetuosas con el planeta, sobre todo, en pleno despertar de la conciencia medioambiental. 

En este escenario, las casas ecológicas o viviendas sostenibles se antojan una opción cada vez más demandada. Su construcción no se limita a la arquitectura tradicional sino que las propuestas van desde edificios medioambientalmente sostenibles hasta casas prefabricadas ecológicas, pasando por soluciones residenciales aptas para todo tipo de necesidades y presupuestos. 

Qué es una vivienda sostenible

Hablar de casas ecológicas es hablar de casas sostenibles o, lo que es lo mismo, viviendas que reducen al máximo su impacto medioambiental, no solo durante su construcción, sino también en su posterior uso. Dicho de otro modo, la arquitectura sostenible permite crear soluciones habitacionales con unas condiciones óptimas de habitabilidad teniendo en cuenta aspectos como el entorno, la propia naturaleza del terreno, la orientación de la vivienda o la eficiencia energética.  

En el camino de minimizar la huella ecológica de estas construcciones -tanto en el transcurso de su construcción como en su vida útil- las casas sostenibles se rigen por criterios de la arquitectura bioclimática. No existe, eso sí, un único diseño o forma de construcción sino que el mercado ofrece soluciones adaptadas a cada situación. Casas prefabricadas ecológicas, viviendas sostenibles plurifamiliares, casas ecológicas diseñadas a medida… Hay opciones para todos los gustos aunque todas ellas comparten rasgos comunes. 

Características de las casas ecológicas

Si tenemos en cuenta que las viviendas sostenibles siguen los principios de la bioarquitectura, el punto de partida de este tipo de construcciones es el diseño consciente. La máxima es minimizar el consumo energético y de recursos naturales y, en consecuencia, es necesario valorar las posibilidades que ofrece el espacio y el terreno para abordar aspectos como la orientación o la distribución. 

Aprovechar los recursos naturales disponibles es una característica esencial en las casas sostenibles. No es lo mismo construir una vivienda frente al mar que hacerlo en una zona de montaña, como tampoco es igual construir casas ecológicas en climas mediterráneos que continentales. Cada escenario determinará la mejor solución pero todas ellas compartirán esa necesidad de optimizar los recursos para, entre otras cosas, reducir al máximo el consumo energético. 

Las casas sostenibles son, por tanto, construcciones en las que la orientación juega un papel fundamental. El sol se convierte en este tipo de viviendas en una fuente de energía lumínica pero también calorífica, del mismo modo que se apuesta por la ventilación cruzada o el aislamiento térmico correcto.

Otra de las señas de identidad de las casas ecológicas tiene que ver con su apuesta por las fuentes de energía renovables. Muchas de estas construcciones buscan ser autosuficientes. De este modo, no es extraño encontrar viviendas sostenibles que cuenten con sistemas de generación y acumulación de energía autónomos como placas solares, u otras opciones renovables como la biomasa o la geotermia. 

El uso de materiales reciclables o materias primas locales, así como la instalación de sistemas que permitan el ahorro de agua o luz también forman parte de las características frecuentes de este tipo de construcciones.  

Cómo hacer tu hogar más sostenible

Las casas ecológicas son cada vez más populares pero no hay por qué pensar en mudarse para convertir el hogar en un espacio mucho más sostenible. Si quieres que tu vivienda sea más respetuosa con el medio ambiente hay multitud de ideas que te ayudarán a sumarte a la corriente de las casas sostenibles. 

Para empezar, la eficiencia energética debe estar en el punto de mira de cualquier intervención que realices en el hogar, por pequeña que sea la reforma en cuestión. Por ejemplo, si estás pensando en renovar los electrodomésticos asegúrate de que cuentan con una calificación energética apropiada (A+ o superiores). No solo te permitirán tener un hogar más sostenible sino que te ayudarán a reducir la factura de la luz algo a lo que también contribuirá el cambio de tus bombillas por unas de tipo LED. 

Si tienes que emprender una reforma de mayor envergadura asegúrate de optar por materiales ecológicos. Las materias primas que pueden reciclarse como el acero o la madera; o los materiales locales deben estar entre tus opciones principales. Además, si lo que buscas es renovar tus interiores, ¿por qué no apostar por la restauración de antiguos muebles o un cambio de imagen -o incluso de distribución- para los que tienes? La regla de las 3 erres es un must have en las casas ecológicas.

La tecnología es otra de las grandes aliadas de las nuevas viviendas sostenibles. Los sistemas domóticos y las llamadas smart house son un fiel reflejo de la efectividad de la integración de la tecnología en el hogar. Este tipo de instalaciones no solo permite mejorar el confort interior de las viviendas o incrementar la seguridad. Sus aplicaciones prácticas también son claves para monitorizar el consumo energético y propiciar la optimización de los diferentes dispositivos conectados.  

Los pequeños gestos también contribuyen a crear hogares sostenibles. Un jardín vertical o una cubierta verde en el tejado, por ejemplo, puede ayudar a reducir el calor y filtrar el aire sin suponer una gran inversión. Apostar por pinturas naturales a la hora de cambiar el color de las paredes, instalar sistemas de restricción de caudal en duchas y grifos o colocar sistemas de riego automático también contribuirán, en mayor o menor medida, a hacer de tu casa una vivienda más sostenible. 

En Culmia apostamos firmemente por la sostenibilidad en nuestras viviendas de obra nueva. Diseñamos y proyectamos los espacios atendiendo a la mejor calidad ambiental interior en nuestros inmuebles. Además, diseñamos y promovemos nuestras viviendas con calificación energética buscando el mayor confort térmico.